Carlos Delgado. LA ELABORACION DEL PAISAJE, (El Punto de las Artes 2006)

antonio de avila

 

Su trabajo nos propone un acercamiento esencializado en la forma y heterogéneo en la viveza plástica

CARLOS DELGADO

Las pinturas de Antonio de Ávila no pretenden crear una copia fiel de la realidad,

la pura mimesis naturalista, sino recrear la autenticidad. Su mirada al paisaje pasa por un proceso intelectual, de profunda elaboración mental, que hace surgir imágenes visuales vigorosas, atentas a los efectos lumínicos y a la relación de estos con el color. Pero tampoco estamos ante una pintura anclada en la tradición luminista, pues el artista no pierde la fuerte impronta constructiva de los distintos elementos de la composición. En este sentido, su trabajo nos propone un acercamiento esencializado en la forma y heterogéneo en la viveza plástica. ,

Antonio de Ávila parte de la realidad para elaborar un  desarrollo autónomo, generado desde la particularidad de su mirada y desde la sensibilidad de su mirada, que penetra en las formas con un equilibrado conjunto de rigor y lirismo. Esta concepción, presente en toda la carrera del artista, nos habla de su valía plástica y de su fidelidad a sí mismo, dos parámetros fundamentales para considerar cada exposición suya como un paso adelante en la investigación de una propuesta concreta. Desde esta concepción antirreglamentaria, el artista construye territorios públicos como íntimos, buscando su raíz esencial y el universo de sugestiones que entraña cada paraje. Todo esto implica, sin duda, una ampliación del concepto elemental de representación, que el artista construye con notable éxito.



.                                                                                                          EL PUNTO DE LAS ARTES  (enero de 2005)


www.antoniodeavila.es